La Asociación de Industriales de Puerto Rico está atendiendo de cerca el Proyecto de la Cámara de Representantes 2329, Ley de Transformación al Sistema Contributivo del ELA de Puerto Rico.  Al igual que las demás entidades y el país, recibimos copia del proyecto  el 11 de febrero. Como bien saben este documento es extenso y complicado (1,638 páginas).

La semana pasada tuvimos la primera reunión del Comité de Contribuciones de la AIPR quienes tienen la responsabilidad de evaluar el proyecto de ley y sus efectos en el desarrollo económico de Puerto Rico, en el curso ordinario de los negocios y cómo afecta a los socios de la AIPR. Esperamos en la tarde de hoy recibir sus comentarios para comenzar a elaborar nuestra ponencia.

Nuestra Asociación es una organización que aunque su enfoque principal es la manufactura, tiene como socios a una gran cantidad de empresas  representantes de diversos sectores del sector de servicios (universidades, bancos, ingenieros, abogados, entre otros) a las cuales que el impacto de la implementación del IVA afectarán de diferentes formas.

Nuestra posición a través de los años ha sido consistente.

 1) Puerto Rico no puede operar en el vacío. Los principales competidores de la isla también se han enfrentado a graves crisis fiscales y han trabajado de la mano con el sector empresarial para fortalecer la relación a largo plazo, para ayudar a restaurar la salud de las finanzas públicas, mientras se trabaja en mantener  la confianza en la economía.

 2) Es indispensable un plan agresivo y estructurado de reducción de gastos del Gobierno  y de promoción de inversión.

3) Debemos enfocarnos en desarrollar una Reforma Contributiva transparente, simple, efectiva en recaudos, que estimule la inversión, que combata la evasión  y que no genere otros problemas al fisco.

 4) Una reforma robusta debe estimular la producción promoviendo la creación de empleo competitivo y bien remunerado, la generación de capital y riqueza local, además de expandir la base de manufactura, generando bienes exportables y pareando importaciones con manufactureros locales.

5) La reforma debe considerar su impacto en la productividad y competitividad de Puerto Rico.

6) El  fortalecimiento de la industria local es indispensable, promover la compra en Puerto Rico por parte del gobierno y del sector privado.

Hemos sido citados a vistas públicas en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, el próximo lunes, 2 de marzo.  Próximamente compartiremos con ustedes nuestra ponencia.