Durante el inicio de su convención anual, los Industriales urgen al Gobierno a cumplir con las leyes de preferencia

FAJARDO.- Mientras hay leyes y reglamentos que le dan prioridad a las compras de productos y servicios locales en las agencias públicas, los empresarios continúan luchando para que se cumplan, según trascendió ayer en uno de los foros que inauguraron la convención de la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) en Fajardo.

Representantes de compañías nativas y funcionarios del gobierno local y federal coincidieron en que las compras de productos manufacturados en Puerto Rico tienen un impacto mayor a la economía que las importaciones, por lo que el trato preferencial que reciben beneficia al desarrollo del país.

“Lo que pagan en un supuesto sobreprecio, lo compensa el impacto en la economía”, dijo el empresario Jesús Saad Nazer, en referencia a que la ley le otorga unos descuentos a las cotizaciones de productos nativos a la hora de considerarlos en las subastas. Esto significa que si el precio por unidad es de, por ejemplo, $100 y tiene un 10% de preferencia, al momento de compararlo con las ofertas de otros productos importados, su valor será de $90, lo que le puede dar una ventaja.

En tanto que Carlos J. Rovira, quien dirige el comité de industrias puertorriqueñas en la AIPR, detalló que el gobierno compra unos $2,000 millones anuales en bienes y servicios, que podrían tener un mayor efecto en el desarrollo económico del país si se honraran las leyes de preferencia.

“Si no se crea riqueza en Puerto Rico, se limita el desarrollo económico y las posibilidades de crear empleos aquí”, afirmó el también presidente de Rovira Biscuit.

No obstante, Rovira no se limitó a quejarse de la falta de acción del gobierno, sino que urgió a sus colegas manufactureros a que utilicen las estadísticas disponibles sobre importación en Puerto Rico para identificar oportunidades en productos que se pueden fabricar aquí para vender tanto a las agencias públicas como a empresas privadas y a los consumidores en general.

Un elemento que el industrial señaló que también ayudaría a identificar las oportunidades es un sistema de compras públicas computarizado y transparente, que les permita ver las necesidades recurrentes del gobierno para que más empresas puedan estar preparadas para competir por los contratos.

impacto

Tanto la Junta para la Inversión en la Industria Puertorriqueña como la agencia federal de desarrollo de empresas minoritarias exhortaron a los industriales nativos a certificarse bajo ambas agencias para poder crear un catálogo de productos manufacturados aquí que se pueda ofrecer a empresas extranjeras que se establezcan aquí.