Durante el día de hoy, la delegación republicana del Congreso de los EE.UU. ha presentado legislación para enmendar el Código de Rentas Internas de los Estados Unidos incluyendo disposiciones que modificarán la forma en que empresas con operaciones fuera de los Estados Unidos continentales tributan.  Como sabemos, una gran parte de la actividad económica y los empleos privados de Puerto Rico son directamente atribuibles a las operaciones de manufactureras de productos biotecnológicos, farmacéuticos, dispositivos médicos y otros que pudiesen verse afectadas por los cambios que se avecinan, destacó Rodrigo Masses, presidente de la Asociación de industriales de Puerto Rico (AIPR).

La información recibida hasta el momento muestra una reforma que ofrece alivio sustancial a los contribuyentes. Sin embargo, de particular interés para Puerto Rico, esperamos ver el detalle de disposiciones que pueden 1) requerir el pago inmediato de contribución sobre ingresos por ganancias acumuladas fuera de Estados Unidos; 2) disposiciones dirigidas a evitar erosión a la base impositiva de Estados Unidos, como lo fue el “border tax”; y 3) un cambio a un régimen territorial para las empresas con operaciones fuera de Estados Unidos usando entidades extranjeras.  Estos tres puntos afectan directamente un gran número de operaciones en Puerto Rico y al futuro de los miles de empleados de éstas.

Durante los últimos 3 años la Asociación de Industriales ha sometido propuestas para dar certeza en cuanto al futuro de estas operaciones en Puerto Rico, destacó el presidente de los Industriales. Nuestro enfoque ha sido recomendar medidas dentro del Código de Rentas Internas que ofrezcan una ventaja a Puerto Rico en comparación con otras jurisdicciones en las cuales estas empresas tienen operaciones.  La AIPR junto con la Coalición del Sector Privado (CSP) ha realizado cientos de visitas directas al Congreso y al ejecutivo federal, hemos colaborado con la Comisionada Residente en diseñar incentivos específicos que atiendan las preocupaciones del sector de manufactura y sirvan para darle a Puerto Rico esa ventaja que necesita. Además, cuando el Gobernador hizo su llamado a un “frente común” nos pusimos a su disposición para ofrecer la misma inteligencia comercial e insumo técnico sobre el tema.

El líder de los Industriales destacó que “Nos place confirmar que no solo la AIPR junto con la CSP estamos alineados estratégicamente en las propuestas que deben someterse, sino que vemos que la oficina de la Comisionada, PRFAA y portavoces del llamado “frente común” también van por el camino que entendemos puede ofrecer a Puerto Rico la ventaja competitiva que necesita nuestra base industrial”. Luego del paso de María, en el que, aparte de impactos económicos, las empresas han tenido que resolver serios problemas operacionales con energía, telecomunicaciones, transportación y otros, es crucial que aprovechemos esta coyuntura para asegurar que los cambios propuestos para el Código de Rentas Internas de los Estados Unidos posicionen a Puerto Rico como una jurisdicción favorable para continuar y traer negocios de manufactura.

Confirmamos el compromiso de la AIPR y de la CSP como portavoces del sector privado de Puerto Rico para trabajar junto a los portavoces del sector gubernamental de Puerto Rico tanto de la oficina de la Comisionada, PRFAA y el “frente común” del Gobernador para asegurarnos que el texto específico que podamos insertar en el proyecto de ley presentado hoy tenga el impacto necesario para garantizar a Puerto Rico la ventaja competitiva que necesita, concluyó Masses.

 

###