El Comité de Salud y Seguridad Ocupacional de la Asociación de Industriales de Puerto Rico se une en solidaridad con los empleados lesionados en la AEE, sus compañeros y sus familias y con mucho respeto pone  a la disposición de la agencia y las autoridades regulatorias pertinentes que investigan este evento, nuestro “expertise” y colaboración voluntaria de ser necesaria. Esto en vías de evitar situaciones posteriores que pongan en riesgo la seguridad de nuestra fuerza trabajadora, anunció Tania Alvarez, Presidenta del Comité de Seguridad y Salud Ocupacional AIPR.

Durante el día de ayer recibimos la lamentable noticia sobre un accidente ocurrido en las instalaciones de la Autoridad de Energía Eléctrica. Según la prensa, dicho evento tuvo como consecuencia el fallecimiento de un empleado y tres lesionados. Hoy recibimos con impacto la noticia de que hubo otro accidente en dicha instalación resultando una persona quemada, añadió.

En momentos de crisis, mantener la moral  y el entusiasmo en nuestra fuerza trabajadora es crucial para vencer los obstáculos y ser exitosos en nuestras empresas. Toda vez que reconocemos que NUESTRA GENTE es el recurso más valioso que tenemos. Por lo que es imprescindible, velar por la seguridad, salud y bienestar de nuestros empleados. No porque lo establezca una ley, sino porque el trabajo es nuestro segundo hogar y el lugar quizás donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo… nuestra vida. Muchos de nosotros consideramos a nuestros compañeros como parte de nuestra familia, indicó la presidenta del Comité de Seguridad de los Industriales.

Nuestro equipo de trabajo se compone de los profesionales de Salud y Seguridad Ocupacional de la industria de manufactura y servicios del país que compone la Asociación. La Asociación de Industriales  cuenta con sobre 1,000 socios en el país.

Durante muchos años, nuestros profesionales de Seguridad y Salud Ocupacional han trabajado de la mano con agencias y entidades privadas proveyendo educación, guía y recursos para ayudar en la protección de nuestros empleados. Particularmente en la reducción y prevención por exposición a riesgos y peligros para garantizar así un lugar de trabajo seguro y saludable. El estar en un lugar de trabajo seguro y saludable no es negociable y debe ser el motor con la cual nos levantamos con fe cada día para dar lo mejor de nosotros, para mejorar como país, para levantarnos como país, indicó Álvarez.

Nuestro Comité se mantiene en solidaridad atento a la investigación concerniente a este evento. Además se mantiene a la disposición de todos los socios para ayudarles en lo que sus empresas necesiten, en vías de evitar en sus empresas tragedias como éstas, concluyó.