En la Cumbre de Competitividad de la Asociación de Industriales (AIPR) celebrada la semana pasada, Carlos Rivera Vélez, presidente de los Industriales en conjunto con el Comité de Energía presentó una declaración de Competitividad en torno a la reestructuración del sistema eléctrico.

Esta declaración está fundamentada en cuatro puntos fundamentales: Reestructuración Valiente y Efectiva, Revisión Tarifaria que Propulse Inmediatamente el Desarrollo Económico, Competencia Regulada para Desarrollar una Industria Eléctrica con Tarifas Competitivas: Hoy y hacia el Futuro e Incorporación Acelerada y Creciente de Fuentes de Energía Renovables.

Sobre la reestructuración del sistema energético los Industriales reclamaron que la deuda de la AEE tiene que ser reestructurada en acorde a tasación y el valor presente en los mercados de bonos municipales. Además de la deuda, TODOS los demás componentes de costos, incluyendo los discrecionales y cuentas por cobrar de la AEE, tienen que reducirse de centavo en centavo para lograr tarifas competitivas y sustentables, inclusive:

i. Salarios y beneficios no acordes con nuestra realidad, a todos los niveles

ii. Asumiendo tarifas reducidas y competitivas: eliminar todo tipo de subsidios inclusive la transformación del CELI (Contribuciones en Lugar de Impuestos) municipal por el valor de la contribución sobre la propiedad y mejoras.

iii. Remplazo de infraestructura y plantas obsoletas por la generación más moderna y eficiente que la libre competencia ofrezca

En su declaración los Industriales destacaron que la restructuración debe ser una integral que atienda la transmisión, generación y distribución, en cumplimiento con leyes federales y estatales; enmarcado en un contexto de transparencia y uniformidad de procesos.

Además enfatizaron en que el desarrollo de infraestructura de gas natural es fundamental tanto para la restructuración del sistema eléctrico como para usos industriales y comerciales. Los Industriales además reclamaron participación abierta, competitiva y transparente del sector privado dentro del proceso de restructuración.

Sobre el tema del establecimiento de una Revisión Tarifaria que Propulse Inmediatamente el Desarrollo Económico, los Industriales destacaron que para recuperar la competitividad y el atractivo de nuestro país a nueva inversión y empleo requiere de inmediato un costo energético en el rango de $0.16 / Kwh. Costos superiores a estos nos sacan de competencia en el marco global, destacó el presidente de los Industriales.

En el tema de promover competencia regulada para desarrollar una industria eléctrica con tarifas competitivas: hoy y hacia el futuro, los Industriales destacaron que la Ley de transbordo de energía en Puerto Rico es letra muerta desde el 2008, y es esencial darle vida para fomentar empresas locales competitivas de energía autóctona renovable y abaratar así los costos de energía.

El presidente de los Industriales destacó además que para estimular el desarrollo económico de Puerto Rico es indispensable el desarrollo robusto del transbordo de energía con una reglamentación a tono con los mejores estándares globales y cumplimiento con leyes locales y federales.

Para atender la incorporación acelerada y creciente de fuentes de energía renovables los Industriales reclamaron aumentar la energía renovable económica encaminado a cumplimento con la Ley 82 del 2010 (Ley de Diversificación de Fuentes de Energía) que requiere unidades generatrices flexibles y alta eficiencia, como indica estudio Siemens 2014.

Como punto final de su declaración los Industriales expresaron que “necesitamos un Plan de País que incluya metas de cumplimiento con parámetros de energía renovable comparables con países de avanzada, más allá de lo establecido en la Ley 82 (15%de renovables en 2020 y 20% en 2035) nos obliga a aspirar a no menos del 50% en los próximos veinte años (2035)”, concluyó Rivera Vélez.