Los eventos que se han suscitado en las últimas semanas han generado una crisis gubernamental que afecta la estabilidad del país, nuestra credibilidad como lugar de ley y orden y nuestro atractivo como lugar de inversión. Es responsabilidad de las diversas ramas gubernamentales seguir los procesos democráticos establecidos para dar estabilidad a nuestras instituciones y devolver la calma a la ciudadanía.  Ya hemos dado suficiente espacio a todas las partes para la reflexión y debemos actuar ya, destacó Carlos M. Rodríguez, presidente de la Asociación de Industriales de Puerto Rico.

Reclamamos, como ciudadanos y como organización principal del sector privado que en los próximos días y antes de que concluya el mes, las diversas ramas gubernamentales pongan de su parte y actúen con celeridad. Es imperativo comenzar con los siguientes pasos que deben ser ejecutados por cada una de las ramas del gobierno:

  • el ejecutivo – designar un Secretario de Estado.
  • el legislativo – aprobar la designación – y convocar inmediatamente una sesión para este proceso. A la misma vez, comenzar un proceso formal de evaluación ya sea a través de una comisión o a través del proceso constitucional
  • el judicial – establecer claramente su proceso de evaluación, si alguno

Luego de que se pase por el proceso que nos provee la Constitución, si el proceso determina no causa, el país tiene que aceptar la determinación y utilizar las herramientas de su voto si entendieran que las decisiones del legislativo no son correctas. Quedarnos estancados abona a la incertidumbre y no es una opción, concluyó.