En adelanto a la vista de certificación del martes 17 de abril, la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) presentó públicamente sus recomendaciones de cambios al plan fiscal que presentó la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) al 5 de abril. Estas recomendaciones fueron enviadas en una carta a la Directora Ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal, Natalie Jaresko indicando que, de ser acogidas dichas enmiendas, la AIPR apoyaría el plan fiscal enmendado, anunció Rodrigo Masses, presidente.

Al igual que todos los sectores productivos del país, la AIPR entiende que existe urgencia en definir y aprobar el Plan Integrado de Recursos para agilizar el proceso de optimizar nuestro sistema eléctrico. Sin embargo, el Plan a revisarse y acreditarse, tiene que ser resultado de una discusión pública, con participación amplia de todos los sectores relevantes tanto el sector productivo privado, sectores públicos y toda parte interesada, que en su final sea recogido en una legislación amplia y diáfana estableciendo un proyecto para la transición del sistema eléctrico claro y sobre todo seguro.

El presidente de los Industriales destacó que este proyecto debe reflejar un plan a 20 años, a ejecutarse la mayoría del mismo en los próximos 5 años, con visión transformadora y moderna que legitime el marco de las transacciones de venta de activos de la AEE, así como la resolución de deudas y obligaciones, todo en una mecánica contractual pública utilizando el mecanismo conocido como subasta pública.

El acumulado en deuda referente al sistema eléctrico debe estar definida en su máximo, de acuerdo con lo que Puerto Rico pueda pagar para provocar el desarrollo económico que todos añoramos, en un referente no mayor a un pago de 20 centavos el KVH y teniendo siempre como meta el reducirlo lo más posible, añadió.

El proyecto fiscal presentado debe contabilizar una compactación del universo de clientes de la AEE en por lo menos un 28 % de su base en el 2016, reflejando los pasados años de recesión y el impacto de los huracanes Irma y María sobre todo en el sector privado pequeño.

Recomendamos prudencia y claridad en cualquier cómputo que vaya a considerar con optimismo las transferencias federales justificadas como dinero de recuperación, indicó Masses.

La energía distribuida debe ser considerada como un elemento fundamental de la fórmula de competitividad y resiliencia a modo de ofrecerle opciones al consumidor hacia el futuro, contabilizando al menos un 20% de la generación total del sistema, no el 10% que propone limitar la AEE.

La Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR) en colaboración con la Junta Fiscal revisará el Plan Integrado de Recursos, con presupuesto adecuado, comisionados independientes y profesionales con la experiencia necesaria para regular la transformación de un sistema eléctrico quebrado, además de fiscalizar una AEE en crisis. La selección de los comisionados incluirá procesos que aseguran que la CEPR opere siempre fuera de influencias político-partidistas.

Los Industriales se pusieron a la disposición para trabajar en conjunto para lograr un documento final que sea de beneficio al desarrollo socioeconómico de todos los puertorriqueños, concluyó.

Natalie Jaresko Integrated Resource Plan

###