MESA REDONDA NY-4MESA REDONDA NY-3

Nueva York, (18 de junio de 2015)- La Coalición Hispana de la Cámara de Comercio de Nueva York (NYSCHCC), el empresario puertorriqueño Ignacio Veloz y numerosos líderes de negocios en Puerto Rico se reunieron en Nueva York el pasado fin de semana, para celebrar por primera vez “La Cumbre Empresarial de Puertorriqueños/Hispanos”.

La cumbre atrajo a docenas de los principales líderes de negocios hispanos de Nueva York, Nueva Jersey y Puerto Rico para discutir las oportunidades y desafíos de negocios comunes. Los líderes empresariales se unieron durante el transcurso de la cumbre para exigir transparencia y un compromiso claro de los líderes congresionales del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes (House Ways and Means) del Congreso de Estados Unidos, en Washington, DC para tratar a las empresas de Puerto Rico de manera justa en la actual discusión acerca de una reforma contributiva federal.

Si las empresas manufactureras que operan en Puerto Rico son tratadas como típicas empresas “extranjeras” para propósitos de contribuciones federales, sin tener en cuenta el hecho de que Puerto Rico es parte de los Estados Unidos, miles de puertorriqueños en la isla, que son ciudadanos estadounidenses desde el 1917, perderán sus empleos. Esto tendría consecuencias devastadoras para Puerto Rico y Estados Unidos, ya que podría causar pérdidas masivas de empleo, cierre de empresas a favor de establecer las mismas en otros paises, y una enorme ola migratoria de puertorriqueños reubicándose en los Estados Unidos continentales.

“Ahora mismo este es el tema más importante de desarrollo económico que afecta al futuro y la sostenibilidad de la economía de Puerto Rico, que a su vez afecta la vida de millones de personas aquí en los Estados Unidos. Esto es enorme, las empresas de Puerto Rico y sus ciudadanos no son entidades extranjeras. Las empresas en Puerto Rico necesitan ser tratadas con equidad, o de lo contrario miles de empleos estadounidenses se perderán para siempre”, dijo Veloz, presidente de In Servicio, Inc.

Si las corporaciones foráneas controladas (CFC) estadounidenses (que son principalmente fábricas multinacionales) que operan en Puerto Rico son tratadas para fines contributivos como otras empresas estadounidenses que operan en otros países alrededor del mundo, donde se emplean sólo los ciudadanos “extranjeros”, Puerto Rico sufriría un daño irreparable. Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses, no ciudadanos “extranjeros”.

La economía de Puerto Rico pudiese afectarse significamente si el Congreso no hace lo que es correcto. La manufactura representa para la Isla el 50% del PDB de Puerto Rico o aproximadamente $50 mil millones. “Esto genera unos 80, 000 empleos directos y 320,000 indirectos pues por cada empleo directo existente, se crean tres empleos indirectos adicionales en Puerto Rico y uno aquí en los Estados Unidos”, explicó el Dr. Carlos Rivera Vélez, actual Presidente de la Asociación de Industriales de Puerto Rico, quien también tuvo una participación activa en la Cumbre en Nueva York. “Cada uno de nuestros empleos pertenecen a ciudadanos estadounidenses”, añadió.